Agroineco – Valladolid

ALTERNARIA

La Alternaria se caracteriza por formar un micelio de coloración marrón oscuro. Por ejemplo en las hojas de tomate se producen unas manchas bien delimitadas, de forma circular, pardas, en donde se observan anillos concéntricos. El tamaño de la mancha es mayor, según va aumentando el tamaño de la hoja, y además presenta un halo amarillento. las manchas se necrosan, rizan la hoja y acaban por destruirla.

Alternaria es un género fúngico muy común y ampliamente distribuido en el suelo, y la materia orgánica en descomposición e Incluye numerosas especies que pueden invadir los cultivos vegetales antes y después de la recolección. Asimismo, se les considera responsables de cuantiosas pérdidas económicas en el sector agrícola. Algunas especies de Alternaria son específicas de determinados cultivos mientras que otras, como Alternariaalternata, afectan a gran variedad de vegetales. A. alternata se aísla con mucha frecuencia de frutas y hortalizas frescas, en las que produce deterioro durante el transporte, manipulación y almacenamiento post-cosecha incluso a bajas temperaturas. También se ha aislado de cereales y oleaginosas cuando el secado de los granos en el campo se demora por la lluvia, lo que conlleva niveles de humedad elevada.

Se han identificado más de 60 especies en el género Alternaria, muchas de las cuales

producen metabolitos tóxicos para los mamíferos y aves (micotoxinas) y/o para las plantas (fitotoxinas). Las toxinas de Alternaria son responsables de varias enfermedades que afectan al hombre y a los animales. El consumo de maíz contaminado con A. alternata se ha asociado con una elevada incidencia de cáncer de esófago en determinadas zonas geográficas.

Además, se ha demostrado que los extractos de A. alternata tienen efecto citotóxico y actividadmutagénica en microorganismos y en células de mamíferos

La frecuente contaminación con A. alternata de algunos productos hortofrutícolas como tomates, peras, cítricos y sus derivados (zumos, néctares, compotas, purés, ketchup,etc.) es objeto de especial preocupación por la repercusión que la presencia continuada de micotoxinas como AOH y AME puede tener a largo plazo en la salud de los consumidores.