Agroineco – Valladolid

TRICODERMA

Las trichodermas son hongos que se asocian a las raíces de los cultivos y los protegen de hongos y otros patógenos

Las Trichodermas funcionan como agente de control biológico, gracias a su rápido crecimiento y desarrollo. En su ciclo toma nutrientes de los hongos patógenos (a los cuales degrada) y de materiales orgánicos ayudando a su descomposición. Siendo capaz de parasitar, controlar y destruir muchos hongos, nemátodos y otros fitopatógenos, que atacan y destruyen muchos cultivos.

Principales beneficios de las Trichodermas

Estimulan el crecimiento de las plantas

Las Trichodermas producen sustancias estimuladoras del crecimiento y desarrollo de las plantas. Estas sustancias actúan como catalizadores o aceleradores de los tejidos meristemáticos primarios( los que tienen potencial de formar nuevas raices) en las partes jóvenes de éstas, acelerando su reproducción celular, logrando que las plantas alcancen un mayor desarrollo tanto en parte aérea como en el sistema radicular.

Protegen las semillas contra el ataque de hongos patógenos

Las Trichodermas son capaces de colonizar la rizósfera a partir de la semillas tratadas. Las semillas tratadas con Trichoderma protegen eficientemente las plántulas en el semillero sin necesidad de tratamiento del suelo previo a la siembra. Siendo esta la forma más económica y extensiva para introducir el control biológico en la producción.

Control sobre diferentes microorganismos fitopatógenos

Las Trichodermas, poseen propiedades antibióticas, los cuales actúan contra varios microorganismos fitopatógenos. Se comporta como un hongo saprofito en la rizosfera, siendo capaz de destruir residuos de plantas infectadas por patógenos. Su acción antagonista frente a otros microorganismos patógenos, se ve potenciada pues gracias a su alta capacidad de adaptación al medio compite rápidamente frente a ellos ocupando su espacio.

Efecto biodegradador de agrotóxicos

Las Trichoderma se pueden degradar pesticidas organoclorados, clorofenoles, y otros insecticidas coma DDT, endosulfán, pentacloronitrobenceno, aldrin y dieldrin, herbicidas como trifluralin y glifosato.

Disminución del uso de fertilizantes químicos.

Los cultivos cuyas raíces son colonizadas por Trichodermas, requieren menos fertilizante nitrogenado. Además las Trichodermas promueven la solubilización de los fosfatos insolubles del suelo, facilitando su asimilación por los cultivos.

Gracias al aumento del sistema radicular las plantas pueden explorar un campo mayor bajo el suelo y por tanto acceder a un mayor número de nutrientes.

En cultivo hidropónico

  • Reducción de la incidencia del damping-off
  • Aumenta la duración del sustrato de cultivo, tanto en sacos como en canaleta.