Agroineco – Valladolid

PHYTOPHTHORA

El género Phytophthora (es decir, “destructor de plantas”) incluye especies que causan graves pérdidas agrícolas y forestales. Muchas de ellas se comportan de forma similar a Pythium: son hongos de suelo que provocan damping-off, podredumbres de raíz o de la base del tallo, chancros húmedos en leñosas, podredumbres húmedas de postcosecha, etc. Se diferencia de Pythium en que sus esporangios tienen aspecto de limón (más o menos) y no forman vesículas. Phytophthora resulta particularmente destructivo si la temperatura es baja (15-23ºC). Destacan:

  • P. erythroseptica: podredumbre rosa de la patata.
  • P. fragariae: corazón rojo de la fresa (es una podredumbre de raíz).
  • P. nicotianae: podredumbre de cuello en solanáceas.
  • P. capsici: tristeza del pimiento (aunque no es el único hospedante atacado). Es una podredumbre del cuello y base del tallo.
  • P. cryptogea: es un parásito de raíz en leñosas. Es muy dañino sobre Gerbera.
  • P. syringae: podredumbres de fruto, cuello, hojas, etc., en gran cantidad de hospedantes.
  • P. cinnamomi: provoca podredumbres de raíz en plantas leñosas. Puede atacar a más de 950 hospedantes distintos.
  • P. cambivora: junto con la anterior, causa la tinta del castaño, una podredumbre que se inicia en la raíz y avanza por el tronco, tiñéndolo de oscuro.
  • P. citrophthora: causa podredumbres de raíz, cuello y fruto en cítricos.

Hay una especie, Phytophthorainfestans, cuyo comportamiento es diferente a las anteriores, ya que ataca a partes aéreas vegetales, y puede liberar sus esporangios al aire seco. Provoca la enfermedad conocida como tizón tardío o mildiu de la patata (también puede afectar al tomate). P. infestans provoca unos síntomas idénticos a los de los verdaderos mildius. El micelio es endoparásito, con haustorios, y causa la aparición de manchas pardas en el haz foliar, mientras que en el envés aparece una pelusa blanca compuesta por esporangióforos (ramificados, de crecimiento indeterminado) y esporangios (en forma de limón), los cuales se dispersan por el viento y propagan la enfermedad. Curiosamente, si la temperatura pasa de 15ºC, los esporangios germinan directamente, como si fueran conidios, en vez de fabricar zoósporas. En etapas posteriores, las hojas se chamuscan y se pudren, por lo que el rendimiento del cultivo baja. Los tubérculos también son infectados más tarde (por zoósporas lavadas por la lluvia o por contacto con hojas enfermas), y acabarán pudriéndose. Posteriormente entrarán bacterias, que provocarán podredumbres blandas que echarán a perder la patata. Los tubérculos viejos y contaminados son la fuente de infección para el año siguiente. La supervivencia mediante oósporas es más rara. Este hongo es heterotálico, y si no se dan las dos cepas compatibles, no hay reproducción sexual. Hasta 1980, sólo en México se daban las dos cepas, mientras que en el resto del mundo el hongo no se reproducía sexualmente, pero la situación está cambiando en la actualidad (y el hongo es cada vez más agresivo). El tomate también puede ser atacado, sufriendo una podredumbre seca en los frutos. El hongo es particularmente agresivo con tiempo húmedo y frío.